lunes, 28 de junio de 2010

¿Y si no me conformo?

Image and video hosting by TinyPic
Al final, se trata de nuestra vida, y cómo decidamos vivirla, está solo en nuestras manos. Todo está basado en decisiones, y cada decisión supone una elección, y elegir es también renunciar. Supongo que no estoy descubriendo América, pero tengo esa sensación de cuando te paras a contemplar algo que ves diariamente, y de repente, en ese preciso instante que te detienes, lo ves por primera vez, como si nunca hubiese estado ahí. Lo mismo me sucede a mí con reflexiones como estas: elegir=renunciar.

El caso es que creo que lo más duro de tomar una decisión, es hacerlo solo, y esa complejidad reside en la incertidumbre de no poder manejar el futuro como un títere más del teatro de nuestra vida. Eso explica que muchas personas recorran su vida eludiendo enfrentarse a la encrucijada de caminos, escondiéndose, conformándose.

Yo, como todos, no puedo saber si me equivocaré. Qué será de mi. Si tendré que lamentarme algún día.
Pero sí se una cosa: si de algo no me quiero arrepentir, es de no haber hecho algo por miedo. No pienso convertirme jamás en una de esas personas que aterrorizadas, se sientan a esperar a que se abra la puerta y aparezcan tras ella las oportunidades.
No me importa cuantos portazos me lleve. Aunque tenga miedo, yo pienso ser siempre: MÁS FUERTE.

2 comentarios:

  1. yo confio en ti pequeña y se que lo vas a conseguir!!

    ResponderEliminar
  2. pues muy bien pensado, Laura. ya nos contarás a la vuelta! un besazo y saca toda esa creatividad que llevas dentro!!

    ResponderEliminar