jueves, 3 de junio de 2010

Robert Rauschenberg

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Extrañamente el otro día escuché una frase que me hizo reflexionar. Digo extrañamente, no porque no suela pararme a pensar, sino porque me sorprendió que me hiciera reflexionar una frase dicha por alguien a quien normalmente no me imaginaría diciendo cosas inteligentes.
La frase en cuestión decía algo así como que, llegados a un punto de la vida, no importaba si tu música ya no era tan rock, y era más pop, porque al final te dabas cuenta de que lo importante era hacer música que llegase a la gente. Sí, la frase la dijo un cantante.
Y lo cierto es que creo que esa afirmación es absolutamente verdad. Creo que a veces cuando creamos algo, nos obsesionamos con que sea de un determinado estilo que consideramos mejor, más apropiado o yo que se. Sin embargo, nos olvidamos de que lo verdaderamente importante es crear, y no encajonarse en una estética.
Si no os vale el ejemplo de crear, viene a ser lo mismo a la hora de vestirse. Algunos se empeñan en vestirse más "rock", por ejemplo, y se ponen cualquier cosa que encaje en los prototipos de esta tendencia. Al final el resultado es algo meramente estético, pero absolutamente absurdo.

Asi que, ¿qué es lo que reivindico?
Que seamos un poco más nosotros mismos, y menos un corriente, (y me incluyo en el lote).

3 comentarios:

  1. pero si tu no puedes ser más tú! eres de lo mas peculiar! ( en el buen sentido)

    ResponderEliminar
  2. exacto! (a tu publicación y al comentario de Miércoles Addams)

    ResponderEliminar