jueves, 15 de abril de 2010

Madera que cruje

Image and video hosting by TinyPic
Se que si algún día llego a tener una tienda, quiero que sea algo así, con aspecto desvencijado pero nuevo, el típico sitio en el que esperas encontrarte un viejecito adorable al otro lado de un mostrador de madera caoba, el típico viejecito que conoce todas las historias y secretos. Me encantaría que fuera un lugar con historia propia, con alguna puerta secreta o lata de recuerdos escondida bajo las lamas de madera del suelo.
Un lugar con magia en definitiva.
Creo que al final, todo acaba basándose en eso: en crear magia.

1 comentario: