viernes, 16 de abril de 2010

Alice in Wonderland

Y sí, he llorado, y me da igual que algunos no lo entiendan, pero cuando te encuentras ante una belleza estética y moral de esas características no puedes no llorar, emocionarte, sonreír por dentro. No hay nada más grande que sonreír por dentro.
El mundo de los sueños, el de la evasión y el de la realidad. ¿Quién no viviría en el País de las Maravillas?
El poder de la imaginación.
Al final, creer en nosotros mismos y en que todo es posible.
Os lo digo: un genio.
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

1 comentario: