martes, 8 de diciembre de 2009

Lazy days...



Y recuerdas cómo te escondías bajo las sábanas, encendías la linterna y te sumergías en historias de princesas y ogros. Y cómo abrías los ojos a la mañana siguiente, tapada hasta las ojeras, con un edredón pesado encima y simplemente, permanecías allí, escuchando el viento golpear la ventana, aullar y contemplando los rayos de sol filtrarse por la persiana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada