miércoles, 23 de diciembre de 2009

Hoy


Echo de menos dibujar, aunque ahora, al contemplar la mayor parte de mis dibujos, no me gusten. Este sin embargo, sigue teniendo algo especial para mí, y no tiene una explicación racional, simplemente me gusta.
Creo que cuando dibujas, es igual que cuando lees un libro. Me explico. La primera vez que lees un libro, según las circunstancias de tu vida y tu estado de ánimo, te afecta de una forma u otra. Yo cuando era muy pequeña, me leí el principito, y no me gustó porque no lo comprendí. Sin embargo, ahora se ha convertido en uno de mis libros favoritos. Lo mismo sucede con nuestro trazo, va cambiando y evolucionando a medida que vivimos y crecemos, va expresando de forma diferente.
No recuerdo qué expresó el mío cuando dibujé esto, (es un dibujo de una fotografía), pero si se, lo que ahora mismo me hace sentir el contemplarlo.
Al final, el hoy es lo que cuenta.

2 comentarios: