martes, 17 de noviembre de 2009

Su visión, mi visión

La mañana comenzó tarde, como todos los viernes que llevo maleducándome desde que comenzó el curso. Quiero hablaros de alguien. Alguien sin el cuál no podría vivir. Sí podría, pero desde luego, no quiero. Supongo que con esas dos frases, ya se adivina de quién hablo, pero por si acaso, os cuento un poco más. Es alguien especial. Se que todas las personas son especiales, y únicas, pero ni tengo tiempo para conocer a la humanidad al completo, y pienso que él, es "especialmente especial". Un día, decidió comprarse una cámara, porque podía ver algo que no lograba traspasar las barreras del tiempo, que se escapaba, pero con unclick, lo capturó. Ya está. Pulsar un botón. Así de simple. Pero no lo es. Y el todavía no se ha dado cuenta del todo. Me gruñe cuando me entra el afán emprededor, y le construyo un futuro en un momentito, (imaginariamente hablando), y dice que no quiere dedicarse a eso. Tal vez no quiera. Pero lo que no ve, es el entusiasmo que refleja su mirada cuando habla de fotografía, cuando descubre una nueva página, una nueva visión. La forma que tiene en no dejar que le interrumpa cuando me habla del tema, porque sí, yo siempe interrumpo, e incluso de no escucharme si le hablo, porque está pensando en esa "parálisis temporal". A veces me enfado, me pongo celosa de que la cuide casi tanto cómo a mi, pero en el fondo, soy feliz, porque le entiendo y veo su don, igual que el ve a través del visor el resto del mundo, yo le veo a el. Sí, es especial.

Las fotos de esa mañana:









[Photo]by N.B.- http://www.flickr.com/photos/clickingtofeel

1 comentario:

  1. No tengo palabras... solo una sonrisa que parece que nunca va a acabar, que va a ser eterna... (como cada click)
    Eres GRANDE Ade...
    Simplemente, GRACIAS.

    S.N

    ResponderEliminar