martes, 3 de noviembre de 2009

Se cierra el telón

Te acuerdas de la última vez que te lloré? Yo si. Estábamos tumbados en tu cama, y yo te daba la espalda, como siempre que no tengo fuerzas de mirarte a los ojos por miedo a enfrentarme a lo que se refleje en ellos, o a sentirme más vulnerable de lo que ya soy.
Lloré. Hablé. Jamás he sido más sincera, he estado tan desesperada por sujetar esa cuerda del principio.
Fueron dos promesas.
Fue la última vez.
Pero fue una más que creí que iba a cambiar, que iba a ser de verdad.
Y durante ... ¿dos semanas? lo hizo.
Feliz- era la palabra.
Un instante y dos promesas rotas, otra vez, en un mismo día, en una misma conversación telefónica.
Y otra vez llorando. Llorándome.
Casi en silencio. Con los ojos cerrados. La luz apagada.
Silencio.



Tras las pesadas cortinas de terciopelo, respiras.
Aun puedes escuchar el latir de lo que todavía esta vivo en tí.
Recuerdas. El coquelette sin vida. Entre orégano y cuerdas. Listo para asar.
Todavía esta vivo en tí, por dos palabras y ocho letras.
Se cierra el telón.

1 comentario:

  1. Towanda, necesito respuestas
    no puedes dejarme en vilo con este pedazo de texto con el que casi lloro y no contestar.
    SALAMANCA nos espera y la vamos a liar gordisima eeeeeeh? NO HAY VUELTA atras seamos dos locas

    ResponderEliminar