sábado, 21 de noviembre de 2009

Edouard Plongeon

Soy de la opinión de que el arte jamás debería tener normas. No puedes establecer un modo estándar de expresión. Es igual que cuando nos sentimos tristes, unos se tapan con la sábana y apagan la luz, otros escuchan canciones melancólicas, otros escriben, otros hablan sin parar y otros comen.
Creo que con la fotografía sucede algo similar. No todo tiene que estar enfocado para ser valioso, ni siquiera tiene que estar encuadrado. Para mí, ser bueno, auténticamente bueno, es sinónimo de lograr ser diferente. Las fotografías de Edouard Plongeon me lo parecen.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada